viernes, 2 de octubre de 2009

EL SECRETO DE LA MAGDALENA


EL SECRETO DE LA MAGDALENA RENNES LE CHATEAU Y PERILLOS

Hay un pueblo en Francia, muy cerca de lo que fue la frontera entre este país y Catalunya, que acumula un numero considerable de leyendas, pero no todo son leyendas, como veremos, hay hechos reales y voy a empezar exponiéndolos.

En el año 1885, el primero de junio, llega al pueblo de Rennes le Chateau el nuevo cura, se trata del abad François Berenguer Saunier, y a partir de ahí este pueblo perdido en el alto de una colina entra en la historia, una historia que muchos buscan descifrar, la mayoría con la esperanza de encontrar el tesoro que el abad descubrió seguramente en su iglesia.

El pueblo era pobre, el cura también, la iglesia amenazaba ruina, Saunier decidió repararla. Los trabajos comenzaron, modestos, pero poco después el rumor corrió que había encontrado un tesoro en el subsuelo del edificio, él no lo negó y los trabajos tomaron un cariz desmesurado para la época. Renovó la iglesia y la casa del cura, donde vivía con su compañera, el ama del cura, una joven de 23 años que jamás se separo de él. Construyó una vivienda para los parientes de ella, también una villa, la Villa Betania, un hermoso jardín y la torre Magdala, una pérgola de cristal y algunos trabajos más a los que no se ve utilidad desde un punto de vista religioso. No se sabe con que lo pagó, la jerarquía se lo preguntó sin obtener respuesta, en vista de su rebeldía acabaron exilándole en una cartuja, poco duró su ausencia, volvió y con un don importante de la duquesa de Chambord para que continuara sus trabajos.

El abad viajó por la región, Paris Lyón, Perpiñan fueron también algunos de los sitios donde se tiene noticia de su estancia, Fueron a visitarle personalidades famosas, Julio Verne, Mucha, Maurice Leblanc, el inmortal autor de Arsene Lupin y que quiso morir en Perpiñan, cerca de Rennes, y hasta se le presta al misterioso abad como amante una celebre cantante de ópera.

Entremos un momento en su iglesia dedicada a Maria Magdalena, pero antes detengámonos en la puerta, en lo alto de la entrada esta marcado”este es un lugar terrible”entremos, si no tenemos miedo, La pila bautismal esta cerca de la entrada, como de costumbre, lo que ya es mas original es que esta sostenida por un diablo alado, Asmodeo al parecer, yo creo que es una clara alusión a que el diablo sostiene a la Iglesia.

Fijémonos en el confesionario, también es atípico y colocado en un rincón donde no suelen estar estos muebles. El Vía Crucis también muestran indicios para encontrar el tesoro de Saunier, intenten descifrarlos, como muchos lo han hecho, después miremos el altar, arriba hay dos imágenes, una de la virgen con un niño, le hace frente otra, la de san José con otro pequeño en los brazos. Según las historias de la Iglesia, la virgen solo tuvo un hijo, ¿quien es pues el que tiene José en sus brazos? A no ser que no se trate de la Virgen ni de San José, sino de otra Maria, la Magdalena y de otro José, el de Arrímate.

En el cementerio, al lado de la iglesia, se encuentra la tumba de la dama de Hautpoul, la ultima heredera de los señores de Rennes, hay grabadas en el mármol unas inscripciones misteriosas que nadie ha logrado descifrar, la mas clara es la palabra “Catin”, mujer de mala vida, como dice la Iglesia que fue la Magdalena. Es la única heredera de la familia de Rennes que esta allí enterrada, las tumbas de sus familiares no se saben donde están, tal vez las encontró el abad en los subterráneos de su iglesia.

Para llegar a entender esta historia es preciso empezar hablando de otros curas que algo supieron de estos misterios, y que desaparecieron de manera misteriosa.

Polycarpo de la Riviere, este personaje del siglo XVI fue prior de la Cartuja de la Santa Cruz de Jarez, emprendió grandes trabajos para remozarla, pagados con un dinero que no se sabe como consiguió. Durante los trabajos debió encontrar ciertos documentos sobre el origen de la Iglesia y de las familias reales de Francia, mas tarde fue trasladado a la Cartuja de Bompas, antigua casa templaria. Escritor prolífico, sus libros empezaron a inquietar a las Jerarquías religiosas y el último fue prohibido. Fue a partir de entonces que Polycarpo muestra signos de miedo y decide hacer un viaje del que nunca volvió, desapareció sin dejar rastro hasta hoy. Lo que escribió no se sabe, su libro desapareció, como él.

Sigamos con el abad Bigou, cura de Rennes y el que grabó en la tumba de la señora de Hautpoul los misteriosos signos que hoy día todo el mundo desea descifrar, se dice que antes de morir Maria de Negre le confió un secreto que no deseaba que muriera con ella. La revolución francesa inquietó al abad que decidió refugiarse en la cercana España, abandonó su curia y huyo, pero antes de dirigirse a la frontera cercana marcho hacia Dourban, en sentido contrario, pasó allí unos días y después fue hacia Catalunya, su rastro se pierde en Barcelona.

Llegamos ahora a los tiempos contemporáneos de Saunier. Rennes les Bains es un pueblo que se sitúa abajo del otro Rennes, fue un lugar donde hubo termas romanas y en tiempos del Imperio tuvo su importancia. El cura de este pueblo era en estos años el abad Boudet, amigo de Saunier y también gran amigo de la escritura, y de los paseos arqueológicos, sus libros son tan difíciles que nadie sabe a ciencia cierta lo que quiere decir, tal vez algún día se descifren.

Hablemos del abad Gelis, este cura asesinado esta en el centro del misterio de Rennes. Y siempre ha levantado expectación por su muerte siniestra y misteriosa. Como otros antes que él llego un día en que empezó a mostrar inquietud y miedo, después de 40 años de ocupar la curia de Coustaussa decidió partir precipitadamente, el día de antes de su viaje fue encontrado muerto, apuñalado había sido torturado y su agonía debió ser larga. Se sacó la conclusión que querían que hablara de algo que él solo sabia, en todo caso no eras dinero lo que buscaban, en su cajón de escritorio se encontró monedas de oro, nada faltaba en la casa, el abad tenia una buena fortuna, tampoco se supo de donde provenía, pero no era eso lo que interesaba a sus asesinos que nunca nadie pudo encontrar, otro de los misterios de la región.

DOURBAN EN CORBIERES

Hay un hecho que une el destino de estos eclesiásticos, todos ellos pasaron por Dourban y allí pudieron consultar importantes documentos que en gran parte provenían de la iglesia de Perillos. Hoy día estos documentos han desaparecido, sobre todo después del paso del abad Gelis. Algunos creen que fue él quien mostró estos documentos a Saunier y quizás la manera de servirse de ellos. Gelis murió sin que se encontraran nunca los documentos perdidos, seguramente pasaron a manos de otros. Sauneir también murió relativamente joven, 54 años, y sin poder descubrir su último secreto, el encargo de una misteriosa maqueta fue su ultima tentativa de revelarlo, la muerte le alcanzó antes de que pudiera verla terminada, volveremos a ella.

Sigamos ocupándonos de Dourban antes de adentrarnos en Perillos, clave del secreto. Los señores de este rincón fueron enemigos hereditarios de los de Perillos, la frontera entre Francia y España pasaba entre estos dos señoríos, esto fue así hasta 1629, el capricho de un rey de España, que hubiera debido velar por la integridad de su país, partió la nación Catalana, dando un trozo al rey francés, fue el tratado de los Pirineos, que privó a los catalanes de los territorios donde se sitúa el origen de su nación, Cataluña Norte, Cataluña Sur, las dos son un país y un pueblo dividido por culpa de un rey.

Sigamos con nuestra historia, los señores de Perillos fueron fieles a la corona de Aragón y lucharon contra los franceses, perdieron, sus títulos y su territorio pasó a formar parte del señorío de Dourban, también heredaron los documentos del vizcondado, y se apresuraron a guardarlos en su iglesia, de allí dos siglos después desaparecieron.

Los señores de Dourban no apreciaban a los de Perillos, eso no les impidió que durante siglos pidieran permiso para ser enterrados con sus peores enemigos, no lo consiguieron y el último Perillos Gran Maestre de la orden de Malta, dispuso lo necesario para que las tumbas de sus antepasados no fueran profanadas, después desapareció con ellos, hasta hoy se ignora donde reposan los restos de esta familia.

PERILLOS

Vayamos ahora hacia este pueblo donde se sitúa el vértice de todos los enigmas que tanto preocuparon a eclesiásticos y que provocaron tantas tragedias.

El cuadro es magnifico y desolado, se llega pasando por un camino que rodea el castillo derruido de Opul que se yergue inmenso en la meseta de Salvatierra, fue guarnición real y defendía lo que fueran tierras catalanas, del enemigo francés, no muy lejos pasa la antigua Vía Domicia, camino del Imperio Romano. Es necesario subir, hay que hacerlo, algo en nuestro interior nos dice que la búsqueda empieza allí. Desde sus ruinas podemos ver las piedras blancas que nos rodean, salvajes, abandonadas, pero que están allí, esperándonos.

Sigamos la llamada, adentrémonos en el blanco paisaje hacia Perillos, pueblo vacío que nos espera en la cima de una colina cónica. Nadie vive allí, sus habitantes fueron desapareciendo para vivir en sitios mas acogedores, pero al irse dejaron sus casa, su iglesia, las ruinas de su castillo, libres para que los ocuparan las leyendas de los que allí vivieron, murieron y desaparecieron sin dejar rastro de sus cuerpos.

¿Qué buscamos? No lo sabemos, pero es necesario buscar, muchos somos sensibles a esta llamada sin respuesta, quizás algún día lo sepamos, pero la búsqueda es aun más exaltante que el encuentro.

Volvamos a la historia, porque de historia se trata, y empecemos presentando a los Señores de Rousillon, Gerard de Rousillon es un personaje que pertenece a la epopeya Carolingia, su vida transcurre en duelos y batallas que han dado origen a canciones de gesta. Lo que nos interesa de su personaje es el hecho de que se dijo poseedor de las autenticas reliquias de la Magdalena, sin explicar de donde las sacaba, quizás fuera un asunto de familia. Sus guerras incesantes le llevaron a ocupar Vienne, recordemos que fue allí donde estuvo exilado Poncio Pilatos cuando el Cesar le ordeno dejar Jerusalén, seguramente por alguna conspiración que no fue de su gusto .Gerard, poco tiempo después de su paso por esta ciudad, renegó de Cristo, es decir que apostato, como Juliano, y se le oyó decir que Jesús era un felón, no se sabe donde acabo su vida.

Sigamos con la historia de los Rousillon, Guillaume de Rousillon casó en 1227 con Beatriz de la Tour, fue señor muy apreciado en sus tierras, pero el rey sin saber a ciencia cierta porque, le ordenó partir a Palestina durante la última cruzada para apoyar a los Templarios, era una misión suicida, debían secreto a su esposa Beatriz. Al tener noticia de su muerte Beatriz dio cuenta de una aparición en la que se le pedía que fundara una Cartuja, así lo hizo, fundo la Cartuja de Santa Cruz de Jarez, donde acabo sus días refugiada y donde seguramente escondió el secreto que costo la vida a su marido, así como a los Templarios tiempo después. Esta Cartuja la conocemos, Polycarpo de la Riviere quiso hacer trabajos en ella, algo encontró allí escondido, su desaparición nos impide saber que era.

Los Rousillon nos interesan porque están íntimamente ligados a la historia de la Magdalena, Gerard poseía sus reliquias y fundo iglesias y capillas para ella, en su canción de gesta, se habla continuamente de ella y de su hermano Lázaro, que la acompañó en su travesía del Mediterráneo que les llevó a desembarcar cerca de Ruscino, luego Chateau Rousillon, origen de esta familia, que en tiempo de de Gerard poseía la villa de Vienne, y la región del Pilat, llamada así a causa de Poncio Pilatos, y el Jarez , sitio donde se fundo la abadía en la que se cree que Beatriz escondió el secreto de la Magdalena.

Sigamos diciendo que las tierras de Perillos formaron parte en tiempos del imperio romano de un vasto dominio que perteneció a la familia Narbonesa Próculo, Una de las hijas de esta familia fue Claudia, esposa de Poncio Pilatos.

Los orígenes de la familia Perillos se pierden en la historia, al parecer fueron descendientes de los condes de Toulouse, uno de los miembros de esta familia se definía como el propietario de tierras miserables, nada crece entre las blancas piedras, solo pastores con sus corderos las atraviesan. Eso no impidió a la familia hacer gala de grandes riquezas y ocupar altos cargos en el reino de Aragón, ser embajadores en Inglaterra, consejeros de reyes y amigos íntimos de papas. Este artículo es demasiado breve para hablar de todos los honores que recibieron.

Los Perillos eran depositarios de un secreto ancestral, todo parece indicarlo, cuando supieron como utilizarlo obtuvieron todo lo que pudieran desear y eso hasta el último de los Perillos antes de la partición de Catalunya.

Entre los Perillos destaca Ramón de Perillos gracias a su extraño peregrinaje. Vivió en el siglo 14, dando como pretexto el querer tener conocimiento del destino del alma de su amigo el rey Juan I de Aragón, emprende un viaje a Irlanda para visitar el Purgatorio de St. Patrick que era una puerta hacia las tinieblas. A su vuelta escribió un relato de sus aventuras y dijo que ahora ya sabía lo que escondían las entrañas de su dominio, nosotros seguimos sin saberlo.

Ramón Perellos y Rocafull fue Gran Maestre de la Orden de Malta de 1697 a 1720, esto indica que aun en aquella época y a pesar de haber perdido sus posesiones de Perillos, la familia seguía siendo rica y poderosa.

En la iglesia de San Juan de Malta existe una capilla dedicada a los Grandes Maestres de Aragón, donde reposan sus restos, Ramón Perelló y Rocaoful posee uno de los mayores mausoleos, solo que allí no reposa nadie, por el momento se ignora donde esta enterrado. A los pies del monumento, entre dos figuras femeninas, hay dos calaveras, lo que simbolizan podemos adivinarlo, recordemos que el Bafomet, adorado por los templarios en vez de la cruz, era una calavera.

Ramón volvió para morir en su pueblo de Perillos, presentía que pronto dejaría de pertenecer a su familia y decidió seguir preservando su secreto. Cambió la orientación de la iglesia, de estar orientada norte sur, pasó a serlo este oeste como lo son la mayoría de las iglesias de esas épocas, después desapareció, enterrado seguramente con sus antepasados, si algún día esas tumbas aparecen tal vez podamos tener pruebas del secreto que llevo a los Perillos y a otros a la fortuna.

LA MAQUETA DE SAUNIER

Ha llegado el momento de hablar de esta maqueta, es lo que liga Rennes y Saunier con Perillos. Como ya hemos dicho, poco antes de morir Saunier encargó una maqueta en bronce, era un artefacto costoso y no explicó para que la necesitaba. El abad murió antes de poder verla realizada y nadie se preocupó del encargo. Ha sido en tiempos recientes que se ha podido recuperar. La maqueta estaba diseñada por Saunier, los nombres y su posición son de su puño y letra, encontramos el monte de los Olivos, la tumba de Jesús y la de José de Arimatea, así como el Gólgota, es decir el monte de la calavera.

Se tomo la maqueta por un plano de Jerusalén, pero hubo que rendirse a la evidencia de que lo que allí figuraba no respondía para nada al plano de esta ciudad. Así quedaron las cosas, un enigma mas, hasta que alguien encargó una reproducción y entonces se dieron cuanta que la maqueta había que estudiarla en negativo y así correspondía punto por punto al paisaje de Perillos, todo figuraba, el monte de los olivos, que así se llama un monte cercano, aunque nunca hubo plantado un maldito olivo, el pueblo, la ermita de Santa Bárbara, el altar de la muerte, caminos, sendas y cavidades, todo aparece allí representado.

Seguramente nuestro abad quiso indicarnos el secreto que conocía, revelar donde se podría encontrar lo que hoy día se busca, la muerte no le dejo tiempo para hacerlo, pero aun así pudo decirnos a través del tiempo que el secreto de Rennes hay que buscarlo en Perillos.

Los que deseen conocer mas datos sobre estas historias deben entrar sin miedo en la Cauna de los Espiritus donde les espera la Sociedad Perillos, un clic basta

1 comentario:

Eva dijo...

Bravo, muy interesante.

Podemos hablar de puntos que hay que investigar